Un docente asesinó de un escopetazo a un delincuente que ingresó a su casa - Matanza Noticias
Policiales

Virrey del Pino

Un docente asesinó de un escopetazo a un delincuente que ingresó a su casa

El asaltante, armado con un machete, quiso entrar por la noche al domicilio, pero recibió un disparo en el pecho. La investigación apunta a que se trató de un hecho de legítima defensa
None

Un docente de 35 años mató de un escopetazo a un delincuente que ingresó con un machete a su domicilio en Virrey del Pino, aparentemente con intenciones de robarlo.

El hecho ocurrió cerca de la 1:30 de la madrugada  de el lunes en una vivienda ubicada en la calle Magnolia al 1100, donde se encontraba el dueño de la propiedad, identificado como Fernando Ezequiel Cáceres.

Según precisaron fuentes policiales, el hombre se encontraba descansando en la vivienda cuando, en un momento, escuchó ruidos extraños dentro del inmueble y, al salir de la habitación, observó por la ventana a un sujeto encapuchado que portaba un machete queriendo entrar a la casa.

Ante esta situación, Cáceres decidió enfrentarlo y le gritó que estaba armado: efectivamente, el docente ya había agarrado una escopeta doble caño marca Browning calibre .16, que un familiar le había prestado debido a los casos de inseguridad que había en la zona.

A pesar de la advertencia, el sospechoso continuó con su actitud hostil y rompió uno de los vidrios de una ventana de la vivienda, por lo que el hombre decidió disparar. El perdigón atravesó la pared de madera e impactó en el pecho del delincuente, que murió en el acto. Según la primera pericia en el lugar del hecho, la víctima recibió un balazo a la altura del tórax.

“Nunca (Cáceres) había disparado en su vida. La escopeta se la había facilitado un cuñado porque el lugar no era seguro. El delincuente ingresó a los machetazos con intenciones de matarlo”, dijo a Télam una fuente con acceso al expediente.

El fiscal Federico Medone, titular de la UFI especializada en Homicidios de La Matanza, convocó a la Policía Científica para realizar las pericias correspondientes y ordenó la incautación del arma utilizada.

Por otra parte, el funcionario judicial no tomó ningún temperamento legal hacía Cáceres, ya que se trató de un caso de legítima defensa, según explicaron al mencionado medio los allegados a la investigación.

En tanto, el cuerpo del asaltante fue trasladado a la morgue de este mismo partido bonaerense, donde le realizarán la operación de autopsia correspondiente con el objetivo de lograr su identificación.



Fuente: Télam

Buscar